Trincado Sport

EL origen de nuestros resultados

Gran parte de lo que vamos a trabajar va a ser en los hábitos.
Tus hábitos son la suma de esas pequeñas cosas que marcan la diferencia. No esperes a mañana para cambiarlos si estos no te llevan a tu meta, a donde quieres llegar, o será demasiado tarde.

Tus creencias determinan si lo crees posible o no, y estás se convierten en el mayor obstáculo. Que es lo que me frena? Por qué aún no lo logro? El 80% de nuestros obstáculos para lograr lo que queremos están dentro de nosotros mismos, solo un 20% están en el exterior. Por lo tanto, el principal obstáculo eres tú mismo. Tus creencias, presuposiciones, condicionamientos, determinan los muros que has creado a tu alrededor. Los principales obstáculos que encontrarás son de carácter psicológico y emocional.
Empieza a hacerlo consciente y empezarás a darte cuenta.

Si piensas que no te atreves, no lo harás.
Si piensas que te gustaría ganar, pero no puedes, es casi seguro que no lo lograrás.

Saben por qué Ale y Humber fueron los únicos en lograr llegar hasta arriba enteros? Por qué nadie nunca les dijo que no podían. Por qué ellos nunca pensaron que qué no se podía. Sabían que iba a ser difícil pero no imposible. Dentro de ellos no había ningún obstáculo

Marce siempre les dijo que ellos eran los únicos que tenían el entrenamiento necesario para lograrlo, que ellos eran los únicos que iban a llegar. Fuera de ellos tampoco tenían obstáculos.

La ecuación es simple. Si el 80% de su interior y el 20% de su exterior les decía que si se podía, que ya estaba hecho. Tenían un 0% de obstáculos… y los resultados hablan por sí solos.
El 90% del día, tu cerebro funciona a manera de reflejos. Como cuando el doctor golpea la rodilla con el martillo.
Así actúan tus pensamientos la mayor parte del día, por un acto reflejo. Te pasas el día reaccionando ante los diferentes estímulos de tu entorno. O sea, todo lo que sucede en tu vida.

Entonces, cuando ocurre algo, automáticamente te sientes bien o mal como un acto REFLEJO. Sin pasar por tu razonamiento SIMPLEMEMTE REACCIONAS. Eso mismo provoca en ti una serie de pensamientos reflejos que te llevan a un estado emocional. Y que o quién determina esa reacción?

Nosotros aprendemos por imitación. Desde que nacemos nos pasamos años únicamente escuchando y viendo y poco a poco empezamos a imitar (aprendemos) el hablar, caminar, gestos, acciones, etc. Tanto bueno como malo.

Y estamos condicionados por 4 vías:
Genética, visual, auditivo y experiencias específicas.

Tampoco empiecen con que lo que no pueden lograr es genético ? por qué se trata solo del 2%, el otro 98% lo puedes controlar.

Ahora, cómo se forma una creencia? Todo lo que he mencionado forma nuestras creencias.

Las creencias son ideas que le damos un sentimiento de certidumbre.

Si en la bici tú sabes que eres bueno, tus amigos te dicen que eres bueno, tú coach te dice que eres bueno, te va bien en las competencias, etc. Entonces ya tienes las suficientes referencias como para formar una creencia. Y ahí está la clave de cómo se forma una creencia. LA REPETICIÓN.

Cuando repetimos una y otra vez una idea, formamos una conexión neuronal nueva que nos lleva a actuar de manera automática. Es la ley del mínimo esfuerzo.

Te ha pasado alguna vez que te levantas y cuando menos te esperas ya estás en tu trabajo, escuela, etc? Es por que el 90% del día actuamos en automático. Cómo cuándo te engrapas y desengrapas, llega un momento que lo haces sin pensar.

La siguiente manera de formar una creencia es por ALTO IMPACTO EMOCIONAL.

Recuerdas que hiciste el 27 de marzo del 2005? ?… piensa… búscale…

Recuerdas donde estabas el 11 de septiembre del 2001? Que estabas haciendo? Ese día fue el atentado a las torres gemelas. Te impactó, por eso lo recuerdas.

Cuando tienes un alto impacto emocional formas una conexión neuronal y si lo repites constantemente, esa conexión se va haciendo más y más fuerte. Ahora ante determinado estímulo ya no hace falta que te esfuerces. Tú cuerpo reacciona automáticamente

Ahora, qué pasa cuando tenemos un reto en frente? Cada uno reaccionamos a él conforme a nuestras creencias. Una carrera, una bajada, una subida, una piedra, un brinco, etc. Todo lo aprendido durante años sale a la luz ante esas situaciones en automatico, sin pensarlo ni razonarlo. Y todo se reduce a un NO PUEDO o SI PUEDO. Y no es un simple pensamiento. Tu cuerpo continúa o se congela sin pensarlo.

Seguramente ya te vinieron a la mente distintas situaciones en las que haz reaccionado de esa forma. Está bien, hay que empezar a hacer consciencia y ubicar cuando sí y cuándo no nos conviene actuar conforme a nuestras creencias.
Solo el 10% del día somos conscientes de lo que estamos haciendo, el otro 90% es en automático. Por lo tanto, nuestro subconsciente es el que determina el 90% de nuestra vida. Y nuestro subconsciente está formado por nuestras creencias. Y estas están formadas por todo lo que hemos oído, visto y nuestras propias experiencias. Así que la calve para lograr lo que queremos lograr está en el subconsciente.

Cómo cambiamos esas creencias? Eso que determina nuestros resultados? Lo primero que debemos hacer es darnos cuenta de que están ahí limitándonos, reconocelas.

El segundo paso es cuestionandotelas. Por qué pienso así?

Y el tercer paso es sustituirlas por otras que te capaciten, que te hagan capaz de lograr lo que quieres.

Cuando ya tienes suficientes creencias positivas respecto al logro que quieres conseguir y les haz dado suficientes referencias para que se sustenten, entonces hay que cristalizarlas en el subconsciente a base de REPETICION Y ALTO IMPACTO EMOCIONAL. Tal cual fueron creadas las anteriores creencias.

EL PENSAMIENTO HABLADO

Ya después veremos el principio de Vibración que actúa en conjunto del principio del Mentalismo.

Lo que piensas, se te olvida. Lo que dices, lo escuchas y se graba un poco mejor. Al decirlo, estás generando una vibración con esas palabras y con esa intención. Sale de ti hacia afuera pero también impregna tus células. Con lo que no solo vibra la palabra sino tú mismo.

Además de impregnarte a ti, impregnas a los demás. Por eso cuando escuchas hablar a alguien sabes automáticamente lo que le depara el futuro. Sabes que creencias tiene cristalizadas. Entonces si tú hablas de algo que no quieres, que no te gusta o que no puedes hacer, las personas que te escuchen estarán vibrando en esa misma sintonía hacia ti mismo.
Si tú dices que no puedes, todos saben que no puedes, y hablarán, sentirán y dirán que no puedes. Estarás multiplicando esa vibración por montones.

No te sorprendas ni te quejes si al expresarlo ves que ocurre. Has dado una orden y debe ser cumplida.

Cada micro segundo estamos generando nuestra realidad a través de pensamientos y palabras.

Ahora lo que te pido es que tomes consciencia de todo lo que decretas a lo largo del día. Verás entonces qué tipo de condicionamientos tienes arraigados. Cuando los detectes, cámbialos inmediatamente hacia lo que tú quieras manifestar. Al poco de llevar esta práctica verás que tus expresiones cambian, que tus pensamientos y sentimientos cambian y que tus resultados empiezan a cambiar.

Puedes también divertirte con esto jajaja. Cuando escuches a alguien hablar de lo mal que están las cosas, de lo malo que son las mujeres o los hombres, pudieras jugar al adivino preguntándole “tu situación sentimental/económica/etc. Esta muy mal verdad?” Y te dirá “cómo lo sabes? ?”…

Post a Comment